Ronaldo Tamez Gonzalez - Doctoralia.com.mx

Poligrafía del sueño

Ronaldo Tamez Gonzalez - Doctoralia.com.mx

La polisomnografía, también llamada estudio del sueño, es una prueba utilizada para diagnosticar los trastornos del sueño. La polisomnografía registra las ondas cerebrales, los niveles de oxígeno en la sangre, la frecuencia cardíaca y la respiración, así como los movimientos de los ojos y las piernas durante el estudio.

La polisomnografía se suele llevar a cabo en una unidad de trastornos del sueño, dentro de un hospital o en un centro del sueño. La prueba registra los patrones de sueño que tienes durante la noche. En algunas ocasiones, la polisomnografía se hace durante el día para adaptarse a los trabajadores por turnos que habitualmente duermen durante el día.

Además de ayudar a diagnosticar los trastornos del sueño, la polisomnografía se puede usar para ajustar tu plan de tratamiento si ya te han diagnosticado un trastorno del sueño.

POR QUÉ SE REALIZA

En la polisomnografía se controlan las fases y los ciclos del sueño para determinar si se interrumpen los patrones del sueño y cuándo y por qué lo hacen.

El proceso normal para quedarse dormido comienza con una fase del sueño llamada sueño sin movimientos oculares rápidos (NMOR). Durante esta fase, las ondas cerebrales, como se registran en un electroencefalograma (EEG), disminuyen de manera considerable.

Los ojos no se mueven de un lado al otro rápidamente durante el sueño NMOR, a diferencia de lo que sucede en las fases del sueño posteriores. Después de una o dos horas de sueño NMOR, la actividad cerebral se recupera nuevamente, y comienza el sueño con movimientos oculares rápidos (MOR). La mayoría de los sueños se producen durante el sueño MOR.

Normalmente atraviesas varios ciclos de sueño en una noche, con ciclos de sueño NMOR y sueño MOR de aproximadamente 90 minutos. Los trastornos del sueño pueden alterar este proceso del sueño.

El médico puede recomendarte una polisomnografía si sospecha que tienes lo siguiente:

 Apnea del sueño u otro trastorno respiratorio relacionado con el sueño. En este trastorno, la respiración se detiene y se inicia repetidamente durante el sueño.

 Trastorno de movimientos periódicos de las piernas. En este trastorno del sueño, las piernas se flexionan y extienden involuntariamente durante el sueño. En ocasiones, este trastorno está asociado con el síndrome de las piernas inquietas.

 Narcolepsia. Si padeces este trastorno, experimentas una somnolencia abrumadora y ataques de sueño repentinos durante el día.

 Trastorno de conducta durante el sueño MOR. Este trastorno del sueño consiste en actuar los sueños mientras duermes.

 Comportamientos inusuales durante el sueño. El médico puede realizar este examen si realizas actividades fuera de lo normal durante el sueño, como caminar, moverte mucho o hacer movimientos rítmicos.

 Insomnio crónico inexplicable. Si tienes problemas constantemente para conciliar el sueño o para mantener el sueño, el médico puede recomendarte una polisomnografía.